El mejor de todos los portabebés
25/02/2016
0

“Aquí hay algo que no va bien”

 

Estoy delante del ordenador y esa frase me resuena una y otra vez en mi cabeza. Tengo un bebé, mi primer bebé, de dos semanas de vida, los pezones hechos trizas porque se tira horas y horas enganchado a mi pecho y mi estado nervioso que cada vez está más alterado.

 

“Esto no puede ser tan difícil. Algo tengo que poder hacer”

 

Siguen siendo afirmaciones que repito una y otra vez mientras busco información sobre bebés-que-no-dejan-de-llorar-si-no-estan-en-la-teta-o-en-brazos-de-MAMÁ.

 

Y entonces veo una fotografía en una página web de crianza respetuosa. No sé bien cómo he llegado hasta ahí: de llorar a teta, de teta a contacto, de contacto a … en fin, que estoy ahí. Es un bebé que va envuelto en una tela junto al cuerpo de su madre. ¡¡¡Y la madre está llevando la compra en las manos!!! Ya me veo pudiendo barrer el comedor con el niño en esa tela sin llorar. ¡Es eso! ¡Algo me dice que ese trapo me va a ayudar mucho!

 

Y lo compro. Sin probarlo, sin tocarlo, sin saber ni cómo se pone. Sólo me viene a la cabeza el comentario de mi pareja: “En mis viajes a África las madres siempre iban con el bebé colgando en la espalda”. Pues aquí nunca he visto a nadie, pero yo, voy a ser la primera.

 

IMG_3148

 

Hace poco más de 7 años que salí por primera vez a la calle con un fular semielástico con mi primer hijo dentro. Miré las instrucciones, hice el preanudado que venía explicado en ellas y me hice las primera preguntas: ¿tendrá frío? ¿Qué ropa le pongo?

Recuerdo lo feliz que me sentí cuando vi que dormía plácidamente mientras cam
inaba rumbo al supermercado y volvía a casa sin que se hubiera despertado.
Creo que fueron exactamente 35 minuto. ¡Pero qué 35 minutos más placenteros!

También recuerdo el calor que desprendía cuando lo saqué del fular, con sus tres capas de ropa puestas todavía (comprobé que frío no había pasado) y continuaba profundamente dormido…

 

Esa fue mi solución. ¿La mejor? Pues sí. En ese momento sí, sin dudarlo.

 

Después de 7 años porteando a mis tres hijos sigo pensando que el mejor fular que yo pude tener en aquel momento es el que tuve.

 

Entonces, ¿es el fular semielástico el mejor portabebés?

 

En absoluto. De hecho, lo usé durante dos meses y no lo volví a usar en ninguno de mis hijos siguientes.

 

Entonces, ¿no recomiendo el fular semielástico?

 

Pues claro que sí. Un fular elástico bien usado puede ser un portabebés muy útil, y puede llegar a ser una buena opción.

 

 

DSC00287

 

Elegir un portabebés puede ser muy complicado y muy fácil a la vez. Depende de cuál vaya a ser nuestro camino en el porteo. Podemos elegir, como hice yo, el primer portabebés que se nos cruce por el camino. Tenga el nombre que tenga, seguramente nos proporcionará a nosotras y a nuestros bebés el contacto que ambos necesitamos.

De ese primer portabebés, al que nos vaya como anillo al dedo, puede haber un tramo corto u otro muy largo que nos haga pasar por muchos portabebés porque no nos sentimos cómodas con los que vamos conociendo. Ese fue mi caso.

Durante mucho tiempo me dediqué a leer, informarme y entrar en todo un mundo de diferentes portabebés. Y fui descubriendo y probando, haciéndome una idea de los que me iban bien y de los que no.

Tener la información y los conocimientos que tengo ahora me hubiera ahorrado mucho tiempo, estoy segura (y también mucho dinero, que en el armario de casa cada vez había menos espacio 🙂 ).

 

DSC00206 (2)

Por eso es importante tener en cuenta que no existe un portabebés “mejor”. Lo que sí que puede existir es una opción de portabebés óptima para la combinación bebé-madre-contexto. Esa combinación es única. Y la función de una asesora de porteo es conocer las características de esa combinación y encontrar la mejor opción para ella.

 

 

 

¿Hubiera contratado a una profesional para elegir el portabebés más adecuado y ahorrarme tiempo y dinero?

 

Pues sinceramente, no lo sé. Yo he disfrutado por el camino descubriéndolo por mí misma, pero esa ha sido mi decisión. Decisión que no he tomado en otros ámbitos de mi vida, en los que para ahorrarme tiempo y dinero, he contratado a profesionales cualificados que hicieran el trabajo por mí. 

 

 Laia Simón

Deja un comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, cosideramos que acepta sus uso. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close